ADULTOS

En una sociedad donde el ritmo de vida es cada vez más acelerado, es muy frecuente encontrar situaciones difíciles de manejar debido a la falta de los recursos necesarios para un adecuado afrontamiento.
Esto provoca un malestar nada fácil de gestionar y que, mantenido durante un largo periodo de tiempo, puede suponer consecuencias graves en la vida personal, social y/o laboral del individuo.

Los profesionales ayudan por un lado, a encontrar las distintas herramientas para afrontar esos conflictos y por otro, a generar cambios emocionales, conductuales y cognitivos que permitan gestionar las situaciones negativas de manera más adaptativa.

En nuestro centro, planteamos una intervención acorde a las necesidades de cada caso, siempre con el objetivo de mejorar el bienestar emocional de la persona.

Problemas a tratar en la población adulta:

  Ansiedad
Depresión
Estrés
Trastornos del sueño
Problemas de pareja
Trastornos de la conducta alimentaria
Trastornos sexuales
Problemas emocionales